Nosotros

Cuando en el año 2014 creamos nuestra empresa Vitbot en California, lo hicimos movidos por una idea: evolucionar el mundo del envasado.

Estamos convencidos de que nuestras botellas ovoides, inspiradas en la naturaleza, son el eslabón que falta dentro de la cadena del embotellado en el sector del agua y las bebidas alimentarias, especialmente dentro del sector Ecológico/Demeter.

Sabemos que los consumidores son cada día más conscientes, y demandan bebidas de calidad elaboradas de manera responsable. También las marcas se esfuerzan por encontrar la mejor materia prima como base de sus productos. De la misma manera, por suerte, cada vez son más las personas que leen las etiquetas y comprueban los ingredientes de un producto, antes de comprarlo. Sin embargo, aún son pocos los consumidores que se fijan en la forma de la botella y, menos aún, los que son conscientes de cómo esa forma afecta a la calidad del contenido que con tanto esmero seleccionan.

Es cierto que en la actualidad, a nivel de materiales, la mayoría de los productores de bebidas están realizando un gran esfuerzo por utilizar botellas recicladas y reciclables, pero son muy pocos los que han dado el paso hacia una nueva «forma» de botellas, aún a sabiendas de que la «forma afecta al contenido».

Esta resistencia no es por pereza o por falta de conciencia, sino porque la industria del embotellado es un sector muy competitivo. Las cadenas de producción y los packaging están diseñados por ingenieros, cuyos objetivos se han dirigido hasta ahora a rebajar costes y facilitar el almacenaje y el transporte. Las botellas de paredes rectas y fondo plano son idóneas para alcanzar estos objetivos.

¡Nosotros hemos diseñado una botella ovoide con fondo ovoide, un huevo, vamos!

Está claro que en nuestros inicios sabíamos mucho de geometría de la vida, de cómo la forma afecta al contenido, y de la importancia de extraer de la naturaleza modelos eficientes que mejoren nuestra vida y nuestros productos, pero sabíamos poco de cadenas de producción.

Durante estos años hemos abierto caminos, hemos distribuido nuestras botellas y jarras Vitbot de la línea personal por Europa y Estados Unidos, hemos solucionado los obstáculos y nuestras botellas de la línea industrial ya pueden envasarse en las cadenas de producción convencionales, hemos cerrado co-brandings, hemos contado por medio mundo las ventajas de envasar en nuestras botellas Vitbot, y hemos encontrado unos socios maravillosos sin los cuales no podríamos seguir con esta aventura apasionante.

Hoy, con nuestra nueva marca LOD, Living and Organic Drinks, hemos decidido dar un paso más. Hemos decidido envasar aquellas bebidas que a nosotros nos gustaría encontrar en las estanterías de las tiendas y supermercados. Son bebidas elaboradas con ingredientes orgánicos, sin azúcares añadidos, sin aditivos, sin gluten, no GMO, veganas y envasadas en las botellas biomiméticas, activas y sostenibles Vitbot.

Es decir, hemos querido hacer unas BEBIDAS EXTRAORDINARIAS, PARA SERES EXTRAORDINARIOS.

«El agua es la matriz de la vida. No hay vida sin agua»

Albert Szent-Györgyi, Premio Nobel de Medicina